Comunicado

Ante la polémica provocada por el cartel de nuestras jornadas por la abolición de la prostitución.

Lidia Gómez y David Matías
Editores de La Moderna

cartel jornadas argumentos abolicionistas prostitución debate la moderna

En vista de la polémica suscitada en redes sociales tras la publicación del cartel que anuncia nuestras jornadas Argumentos abolicionistas para debatir la prostitución, que tendrán lugar en Mérida del 29 al 30 de noviembre y contarán con la participación de Pilar Aguilar Carrasco, Beatriz Gimeno, Julia Rípodas y Ainhoa Rodríguez, las editoras de La Moderna queremos pedir disculpas a todas aquellas personas que hayan podido sentirse ofendidas por el uso de la imagen de una mujer racializada en dicho cartel.

Asimismo, queremos insistir en el hecho de que en ningún caso la imagen de dicha mujer se asocia con el ejercicio de la prostitución ni hay elementos visuales que así lo justifiquen. Nuestra intención ha sido siempre la contraria: la mujer del cartel no quiere representar el objeto de enunciación, el tema del que se habla, sino que quiere erigirse en sujeto de enunciación, como pretende el feminismo: la mujer del cartel no es una prostituta, es (o quiere representar a) una mujer que ha tomado la palabra para ejercer su propia voz e intervenir en el debate. Es una abolicionista (o, en general, una feminista). Porque la institución de la prostitución genera un imaginario de cosificación de las mujeres que nos convierte en mercancía y nos interpela a todas como mitad de la población. 

«Queremos insistir en el hecho de que en ningún caso la imagen de la mujer del cartel se asocia con el ejercicio de la prostitución ni hay elementos visuales que así lo justifiquen».

La polémica no es nueva y tiene su origen en febrero de este mismo año, cuando vio la luz nuestro libro Debate prostitución. 18 voces abolicionistas, que, junto con el análisis y el testimonio de Amelia Tiganus (exprostituta y víctima de trata, ahora activista feminista y conferenciante), reúne artículos de especialistas que trabajan con prostitutas y de algunas de las teóricas feministas más importantes de este país. El cartel de las jornadas se inspira en la portada del libro, ya que aquellas son una prolongación de la conversación iniciada en este. Para dicha portada, elegimos una imagen colorida y optimista de una mujer  que representara a todo su sexo y lo hicimos sin importarnos el color de su piel: tan universal nos pareció la imagen de la mujer finalmente escogida como nos lo hubiera parecido la de cualquier otra mujer, independientemente de su procedencia.

«Tan universal nos pareció usar la imagen de la mujer finalmente escogida como nos lo hubiera parecido decantarnos por la imagen de cualquier otra mujer, independientemente de su procedencia».

Como es evidente, el debate sobre la prostitución no empezó ni terminará en este libro y en estas jornadas, sino que es una discusión que se libra en el seno mismo del movimiento feminista. El libro y las jornadas no son más que la intervención en dicho debate por parte de un conjunto de autoras apoyadas por La Moderna. Que intervienen de manera decidida a favor del abolicionismo, desde el conocimiento y con argumentos. Por ello, también somos conscientes de que ciertos colectivos han usado la portada del libro y el cartel de las jornadas como excusa para atacar al abolicionismo.

Por último, queremos eximir de toda responsabilidad en la elección de la imagen del cartel a las diseñadoras gráficas de La Enredadera y darles las gracias públicamente por su trabajo y el tiempo dedicado.

Desde La Moderna, seguiremos trabajando por un mundo más igualitario.

ENTRADAS RELACIONADAS

  • cartel jornadas argumentos abolicionistas prostitución debate la moderna

Comunicado

  • Sofia Borges - Portratis 2008

Una lectura queer de la prostitución

Debate prostitución - portada def
2019-11-27T18:05:04+00:00