La bala perdida. William S. Burroughs en México 2018-09-03T09:44:55+00:00

Project Description

García-Robles - La bala perdida portada
Imagen de cubierta: © AP Wirephoto,
Texan Held, 7 de septiembre de 1951,
William Seward Burroughs en la cárcel, Ciudad de México.

ISBN: 978-84-946757-9-9.
198 páginas.
14x21cm.
Rústica con solapas.

Tapa blanda: 18€.
Ebook: Próximamente.

*Gastos de envío gratis a toda España.

Comprar

La bala perdida. William S. Burroughs en México

Jorge García-Robles

Bienvenido a tu destino, le dijo Joan Vollmer ante la puerta de su apartamento. Bienvenida al tuyo, respondió William S. Burroughs antes de cruzar el umbral y mudarse a vivir allí. Él, homosexual, adicto a la heroína y a las armas de fuego, y ella, culta, introvertida y enganchada a las anfetaminas, formarán desde entonces una de las parejas más extrañas de la literatura.

Les acompañarán por estas páginas Jack Kerouac, Allen Ginsberg y las figuras más destacadas de la generación Beat, en un viaje desenfrenado a los bajos fondos de la Nueva York de posguerra, a lo largo de una vorágine de sexo bisexual, tráfico de drogas, robo de coches, atracos a mendigos y algún homicidio que terminará con Burroughs y Joan saliendo del país para huir de la justicia. En México encontrarán una suerte de paraíso «subdesarrollado» que terminaría transformándose en un infierno kafkiano, habitado por muchas de las imágenes que, más tarde, David Cronenberg recrearía en su libérrima adaptación de El almuerzo desnudo.

Antes de llegar a México, Burroughs no quería ser escritor. Pero a partir del trágico accidente que tuvo lugar el 5 de diciembre de 1951, la escritura se le revelará como el único modo de conjurar a la cohorte de demonios que tratará de poseerlo desde aquella noche. Este volumen incluye un texto inédito del autor de Yonqui y Queer sobre algunos de los momentos más oscuros de sus años mexicanos.

Jorge García-Robles, el cronista de esta odisea underground, escribe contra todo y contra todos. A veces contra México, a veces contra el propio Burroughs. Con furia. Como si fuera el último beat.

«Me veo obligado a aceptar la aterradora conclusión de que nunca habría llegado a ser escritor si no hubiera sido por la muerte de Joan».

WILLIAM S. BURROUGHS