Ojos que no ven, corazón desierto 2017-04-22T09:29:24+00:00

Project Description

Imagen: © Alfonso Espinosa, 2017.
Comprar
Cómo leer

Ojos que no ven, corazón desierto

Iris García Cuevas

Si hay quien cree que las mariposas negras simbolizan la muerte, ¿qué significa la cucaracha que trepa hasta la luz del cuarto de baño de un motel de carretera? ¿El olor a podrido que se extiende por todo México? ¿O la búsqueda infatigable de la salvación? La respuesta no la tiene el periodista infiel que llega al motel huyendo de sus fantasmas. Pero tampoco la tienen los narcos y las prostitutas que deambulan por el mundo de Ojos que no ven, corazón desierto, un libro de relatos poblado por políticos corruptos, policías corruptos, funcionarios corruptos… Y sí, ciudadanos corruptos. Por eso, ¿qué mejor que un libro de relatos para mostrar que el crimen es parte necesaria de un sistema perverso y no un hecho aislado, fruto de las obsesiones de un asesino solitario? Ya saben, el que esté libre de pecado…

En la sociedad del espectáculo mexicana, una película de narcos termina convertida en un vídeo snuff y se traman falsos secuestros para intentar sacar tajada del caos general. Iris García Cuevas indaga en la impunidad del que mira y juguetea con la delgada línea roja que separa a la víctima del cómplice, protagonistas involuntarios de esta tragedia griega. Hombres que abusan de sus hijas o las ofrecen como letra de cambio. Mujeres activas pero alienadas que cuando toman la palabra (o las armas) lo hacen para imitar a sus hombres o para vengarlos. O para cuidarlos, incapaces de contravenir un destino urdido por ellos. Porque, a pesar de todo, aún queda espacio para un poco de afecto bajo la mugre. Al fondo, los cantos de sirena de la frontera, la emigración como falsa salvación.

Rulfo urbana, la autora enfrenta a los personajes marginales típicos de la novela policíaca mexicana contra las historias cotidianas y las múltiples voces de la mayoría, superando así las limitaciones del género negro. La prosa cruda de García Cuevas tensa el ritmo de la narración hasta tal punto que el lector nunca sabrá qué va a suceder en la página siguiente.

Esta nueva edición de Ojos que no ven, corazón desierto incluye dos textos inéditos: “Destino trágico”, sobre el abuso de poder en los aledaños de un estadio de fútbol, y “Tampoco esta noche”, sobre el despecho amoroso consolado por la voz de Chavela Vargas. Lo que hace un total de doce relatos: doce disparos a bocajarro contra el lector. O, lo que es lo mismo, un libro brutal. En sus dos acepciones: violento y magistral.

«Este volumen contiene algunos de los cuentos más sólidos y mejor escritos de la literatura mexicana reciente».

IGNACIO M. SÁNCHEZ PRADO, Letras Libres